Próxima MADRUGADA: PROXIMAMENTE en 2014 - 8 hs. Parroquia Ntra. Sra. de La Rabida Av. Belgrano 1502 Capital Federal ¡No faltes! te esperamos

domingo, 6 de septiembre de 2009

“Y AL ATARDECER… ¡“AMANECIÓ”!...”

El viernes 4 de septiembre de 2009,

en nuestra Comunidad…


El “
PASADO” se hizo “PRESENTE”, y la “HISTORIA”: “HOY”.


ENHEBRADOS EN DIOS

En aquel lejano ayer, 1875, un Sacerdote turines: JUAN BOSCO, fundador de una Congregación religiosa, nacida por inspiración del Cielo “de manos de María Auxiliadora”, forjada desde su sus oratorios y con los chicos de la calle… en un pobre Valdocco, acompañados por el amor servicial de su mamá Margarita – transparente de Aquella del Cielo - habiendo soñado – ¡SOÑADO! – una tierra desierta y habitada por hombres que no conocían a Jesús… envío a esa tierra “soñada” a sus hijos sacerdotes, entre ellos uno de los primeros: Juan Cagliero.

Era el 14 de noviembre de 1875 cuando antes de zarpar del puerto de Génova el "Savoy", Don Bosco acompaño hasta el mismo puerto a sus diez hijos Sacerdotes enviados a tu tierra soñada, en el mismo barco subían a bordo religiosas de las Hijas de la Misericordia – fundadas por Santa María Josefa Rosello - encabezadas por su superiora, sor María Claudia Terrati, que como los salesianos venían a fundar su obra en tierras Argentinas.

Todos antes de partir recibieron la bendición de María Auxiliadora impartida por DON BOSCO.

Con Ustedes, voy yo mismo” le dijo Don Bosco al Padre Juan Cagliero … (Juan sería luego primer Obispo de la Patagonia y Cardenal de la Iglesia)

Los Misioneros fondearon en el puerto de Buenos Aires el 14 de diciembre del mismo año para iniciar, ambas congregaciones, su gigantesca misión.

A los Salesianos - hijos de Don Bosco – hasta que pudieran ir a la Patagonia, se les ofreció la atención de la Iglesia “Mater Misericordiae“y otra obra en San Nicolás de los Arroyos.

Las Hermanas de la Misericordia en 1877 adquirieron una propiedad en la calle Lorea (Hoy Luis Sáenz Peña) 269, casi esquina Belgrano en la Ciudad de Buenos Aires, y allí abrieron el primer colegio…


· La Iglesia Mater Misericordiae, está allí, donde llegaron los primeros Salesianos …

· En el predio donde abrieron la primera escuela las Hermanas de la Misericordia,

a una cuadra de la Iglesia “Mater Misiericordiae”, esta erigida hoy la Parroquia:

NUESTRA SEÑORA DE LA RABIDA”…

… donde madrugamos…



UN SACERDOTE SANTO…

UN SUEÑO….

MISIONEROS…

UN BARCO...

DOS CONGREGACIONES...

UNA MISMA BENDICIÓN…

UNA IGLESIA…

UNA HISTORIA…

UN SOLAR…

UNA TARDE…

LAS MADRUGADAS…

LOS MADRUGADORES….



A esa Iglesia “Mater Misericordiae” el viernes 4 de septiembre de 2009, casi a 134 años después llegó SAN JUAN BOSCO, para decirnos que “también nosotros éramos su sueño”.





Los Madrugadores de Buenos Aires, fieles al lema del Siervo de Dios Padre José Kentenich - que él escogió como epitafio – “DILEXIT ECCLESIAM” (AMÓ A LA IGLESIA), nos sentimos hijos fieles de la Iglesia, testigos, misioneros y madrugadores… decimos entonces:

ADSUM! (¡AQUÍ ESTOY!)

ADSUMUS! (¡AQUÍ ESTAMOS!)



ADSUM! en esta tarde histórica donde DON BOSCO vuelve a decirnos desde su Reliquia Insigne: "DA MIHI ANIMAS CAETERA TOLLE" “DAME ALMAS Y TOMA TODO LO DEMÁS”.


ADSUM! en esta tarde histórica donde el Párroco de “Nuestra Señora de la Rábida”- solar de la primer colegio de la Misericordia en Buenos Aires - el Sacerdote Madrugador José Dabusti, junto con su comunidad, reza junto a la Reliquia Insigne de Don Bosco…



ADSUM! en esta tarde histórica donde entre la multitud que llega y llega a rezar junto al Patrono de la Educación , de los niños y de los jóvenes… llegan también los Madrugadores… con sus esposas… con sus familias… con sus hijos… con sus padres… (Es tanta la gente, que no pudimos sacarnos una foto todos los que estuvimos)




ADSUM! en este atardecer… “amanece” ante DON BOSCO el “banner” de nuestra “pequeña Comunidad”…





ADSUM! en el atardecer hecho “Aurora”: el “Santuario” “Corazón de la Iglesia”, “soñado” desde la Santidad de Don Bosco…




ADSUM! Un atardecer histórico, que “supo” de Madrugada, de alborada, de amanecer… los Madrugadores pedimos para que el Señor, que suscita Santos según los tiempos y necesidades, nos ayude a actualizar la Santidad de Don Bosco y de todos nuestros Santos Protectores…





ADSUM! en este atardecer que sabe de Historias y de misión, están junto a la Reliquia Insigne de Don Bosco: el Beato Ceferino Namuncurá, el Beato Don Zatti, la Beata Laura Vicuña: hijos santos de Padre Santo, Hijos de aquella “tierra soñada” por Don Bosco…




ADSUM! en esta tarde de Pueblo, los hombres y mujeres de a pie que llegan y se emocionan ante la Reliquia de Don Bosco, ven en su rostro a muchos y tantos salesianos, a tantos formadores, sacerdotes, Obispos, maestros…. que ya están con Don Bosco en el Paraíso, dónde él, según su promesa nos espera a todos junto a Jesús y a María Auxiliadora.




ADSUM! En este atardecer que nos “amanece” escuchamos la voz Don Bosco y de tantos Santos de la Iglesia que nos invitan a:

· “ser Santos” (Lev 19,2; Mt 5, 48)

· “buscar el Reino de Dios ocupándose de las realidades temporales y ordenándolas según Dios" (Lumen Gentium, 31).

· “a vivir en fidelidad al Evangelio que debe ser la expresión de una “Alianza de amor”, que implique la disposición radical y permanente de darle un “si” absoluto a la llamada de Dios, a hacer presente a Jesús en nuestra vida de la Mano de nuestra Mater”.

Junto a Don Bosco nos parece escuchar la catequesis de Su Santidad Juan Pablo II del 20 de septiembre de 1985:

La vivencia fiel y generosa de esta Alianza de Amor los conducirá a una plena realización de vuestra vocación cristiana. (…) El amor a Ella os debe conducir a asimilar y reflejar su ejemplo de vida en vuestra propia vida. Haced vuestras las actitudes de María; su entrega confiada a la voluntad del Padre, su incondicional seguimiento de Jesucristo hasta la cruz, su docilidad a las insinuaciones del Espíritu Santo, su amor servicial a los hombres –especialmente a los más pobres y necesitados – su creativa cooperación como colaboradora en la redención del mundo… Una auténtica espiritualidad mariana hace crecer un profundo y sólido amor a la Iglesia

Fue uno de los sueños de SAN JUAN BOSCO el que movió al Siervo de Dios Padre José Kentenich a forjar el último lema de su vida:

"ALEGRES POR LA ESPERANZA Y SEGUROS DE LA VICTORIA, CON MARÍA HACIA LOS TIEMPOS MÁS NUEVOS".

Don Bosco tuvo la visión, en un sueño, de una gran batalla naval: el Barco de la IGLESIA se salvaba cuando lograba anclarse a dos firmes columnas surgidas del mar: eran la EUCARISTÍA y MARÍA.

Ellas son las que dan la fuerza:

· LA EUCARISTÍA como la más profunda unidad con Cristo que es posible en la tierra, y

· MARÍA "la totalmente llena de Cristo" que no quiere otra cosa que conducir a la más profunda vinculación con Jesús.

Los Madrugadores, frente a la Reliquia Insigne de Don Bosco decimos:

"NUESTRA FUERZA ESTÁ EN LA EUCARISTÍA Y EN MARÍA"


Junto a la reliquia Insigne de Don Bosco, donde pusimos nuestro “banner” recordamos a Fray Luis de León quien escribía sobre Santa Teresa de Ávila (pero cuyo texto bien puede hablar de cada uno de los Santos que como “Maestros de Cristiandad” nos son queridos)…:

Yo no conocí ni ví a la Madre Teresa de Jesús mientras estuvo en la tierra, más ahora que vive en el cielo la conozco y veo casi siempre en dos imágenes vivas que nos dejó de sí, que son sus hijas y sus libros, que, a mi juicio, son también testigos fieles, y mayores de toda recepción, de su grande virtud [...] Porque los frutos que cada uno deja de sí, cuando falta, ésos son el verdadero testigo de su vida, y por tal le tiene Cristo cuando en el Evangelio, para diferenciar al malo del bueno, nos remite solamente a sus frutos: De sus frutos, dice, los conoceréis".



EN ESTE ATARDECER… “HECHO MADRUGADA”

ADSUM!

¡HAZNOS, SEÑOR, AL AMPARO DE NUESTRA MATER,

SER “MADRUGADORES SANTOS”!

ADSUMUS!

Madrugadores de Buenos Aires
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...